• TWITTS

  • ARCHIVOS

  • e-books

  • Categorías

  • Anuncios

Mozo de Habitaciones. Una especie a extinguir.

Resultado de imagen de multi tarea limpieza  Recuerdo la primera vez que trabajé en un hotel con un valet o mozo de habitaciones. Era el verano del 2004 en un hotel de Torremolinos. Sus tareas eran claras:

  1. Recoger ropa sucia y basura.
  2. Mantener los offices ordenados y limpios
  3. Separar ropa sucia de ropa de cama de la felpa
  4. Poner/quitar camas extras, cunas de las habitaciones,….
  5. Hacer recuento de la ropa sucia.

Estas eran algunas de las tareas que les veía hacer, probablemente irían acompañadas de tareas de limmpieza y mantenimiento, como patios, cristaleras, zonas comunes, etc…

Actualmente, los mozos de habitaciones prácticamenten han desaparecido de los hoteles, dejándole todas las tareas descritas a cargo de las camareras de piso.

Y en donde se siguen contratando, los tienen como personal multi-tarea, que lo mismo te rellena los minibares como te lleva un parte de habitaciones como las camareras de piso, eso sí, junto con toda la carga laboral de su puesto.

La crisis económica hizo muchísimo daño al sector hotelero español, donde los gerentes vieron la puerta abierta, bajo el veneplacito de los sindicatos para poder aumentar las tareas de los trabjadores y fijar un nuevo estándar.

Hoy en día, es casi imposible revertir esta situación ya que se ha convertido en algo usual.

Sobrecargar al trabajador sólo trae como consecuencia: alta rotación de personal, aumento de bajas laborales, absentismo laboral, mala calidad de producto y mala reputación.

Anuncios

CURSO REGIDURIA DE PISOS ON LINE/SEMIPRESENCIAL

Publicidad curso gobernantas

Estándares de calidad

Nuestra compi Amparo Cordón, de la empresa MAXI Formación y Calidad, con la que Gobernanta´s Blog está colaborando actualmente, nos ha dejado un documento sobre los estádares de calidad que debe seguir una empresa para conseguir los diferentes sellos. 

normas-de-calidad-para-hoteles-y-apartamentos

RESPONDA A LA SIGUIENTE PREGUNTA

( +1 punto respuesta correcta, -0,20 puntos repuesta incorrecta)

¿Qué significa "ser competitivo"?
	A) Dar lo mismo a un precio mayor
	B) Ofrecer más calidad que tus competidores
	C) Ser diferente al mismo precio 
	D) Ninguna de las anteriores
Posibles respuestas: 
1. A, B  	2. B , C 	3. C	4. D

Ser competitivo puede tener muchas acepciones, depende de cómo quiera entenderse, en algunos casos será positivo en otros negativo.

En la industria turística no hay más remedio que serlo y más en estos periodos de vacas flacas porque sino “no te comes ni un colín” .

En hostelería, campo en el que yo me muevo, ser competitivo se ha confundido en la mayoría de los casos con una bajada de precios entrando las diferentes empresas en una guerra por ver quien da más por menos, llevando parejo una reducción de la calidad considerable, porque no nos engañemos los costes que primero se reducen son los RRHH, irónicamente su valor más preciado,(o algunas empresas así nos hacen ver en sus campañas de publicidad) y lleva como consecuencia una disminución considerable de la calidad que se puede ofrecer; ya que ésta no puede ser igual con la mitad del personal con el que se contaba antes.

Durante casi 3 años he visto e incluso he sufrido en mis propias carnes este hecho, sin mencionar la proliferación de empresas externas dedicadas a suministrar a los establecimientos hoteleros el personal necesario o la reconversión de empresas de trabajo temporal (ett’s) en empresas de outsourcing.

En mi último trabajo editorial “Manual de una Camarera de Pisos”, Juan Carlos Sanjuán , Director del Hotel Olympia de Valencia, en su prólogo comentaba que un hotel es como una GRAN CASA en donde cada uno cumple su función y que no debemos olvidar que el cliente cuando reserva un hotel busca la habitación y ésta debe estar en perfecto estado.

Echando un vistazo a opiniones de viajeros en los diferentes portales: TRIPADVISOR, TRIVAGO, VENERE… me doy cuenta que las primeras críticas hacen referencia a la habitación y al estado de la misma, pero claro lo que el cliente desconoce es el tiempo que ha tenido la camarera de piso para arreglar su habitación o si cuenta con los recursos suficientes para ello.  Sin embargo éste es uno de los primeros departamentos en caer bajo esa GRAN ESPADA DE DAMOCLES, que es la reducción de costes, pasando éste departamento a ser externalizado.

Por un lado externalizar un servicio no es del todo malo, siempre y cuando el servicio contratado sea de calidad y te ofrezca unos rrhh dispuestos a comprometerse con la empresa, aunque desgraciadamente la realidad es otra muy diferente, bajos salarios, empleados sobre-explotados, cargados de trabajo y claro eso lleva una consecuencia, la crítica en el portal de viajeros, así que con lo que se ha ahorrado externalizando el servicio se pierde por las reservas que no se materializan derivadas de las malas críticas plasmadas en los diferentes portales.

Volviendo al tema de la competitividad, encuentro no sin demasiada sorpresa que los establecimientos hoteleros buscan al cliente ofreciéndole reducciones en la factura, WIFI gratis (tema bastante manido en éste foro), sesión de SPA incluida…. ¿realmente buscan eso?

Pienso que muchos de los turistas que han viajado desde diferentes lugares a nuestros “hogares” buscaban llegar pronto al hotel, no hacer cola en recepción para tener la llave a su “eden particular” y descansar. Si el cliente después de X horas de viaje, se encuentra una sonrisa en el mostrador de recepción, una habitación impecable con algún que otro detalle (sobre todo si vienen con niños), para que se sientan únicos y encima les hacemos el gran favor de que se desembaracen de sus hijos que durante las X horas del viaje con sonido machacón y reiterativo preguntaban en cortos espacios de tiempo :”¿hemos llegado ya?”, “¿hemos llegado ya?”, pues ahí señores míos creo que tenemos que buscar el tan preciado VALOR AÑADIDO al establecimiento hotelero, y no creo que haga falta ponerle nombres rimbombantes a los platos del menú para parecer más chic, ni invertir en decoración de interior y gastarse hasta el último céntimo de la cuenta e la empresa en un decorador super fashion para que el establecimiento comulgue con las doctrinas del FENG-SHUI y las tendencias de rabiosa actualidad.

SER COMPETITIVO ES DAR COMODIDAD A NUESTROS INVITADOS

A %d blogueros les gusta esto: