• TWITTS

  • ARCHIVOS

  • e-books

  • Categorías

IGUALDAD A LA HORA DE REPARTIR HABITACIONES

     De éste tema ya hablamos cuando abrimos el blog, allá por 2009, a través del post ” El rompecabezas de la repartición de trabajo” .

     Hoy nos ha parecido un buen momnto para recordar la importancia de ser iguales o al enos lo máximo posible a la hora de repartir habitaciones. 

     En muchos establecimientos hoteleros, para comodidad de la gobernanta y de las propias camareras de piso se les adjudica secciones o plantas ( de éste tema hablaremos en otro post). Esto sin duda es una gran ventaja, ya que no te paras a pensar a quien pones en un lado u otro a no ser que la zona sea cubierta por un correturno. 

     Dependiendo de como sea la estructura del establecimiento hotelero, y también del programa informático que contemos, podremos repartir las habitaciones de forma equitativa sin mover demasiado a las camareras de sus zonas ( existen ocasiones que no tienes más remedio)

     En el caso de que el dia venga bastante “movido” un aspecto hay que tener claro: LAS CAMARERAS NO SON SUPERMAN NI ROBOTS. Son personas que se cansan, que sienten y sobre todo que la totalidad del trabajo del departamento depende de ellas, o mejor dicho l@s gobernant@s dependemos de las camareras de piso. 

     A veces un gesto por nuestra parte, tan vanal como soltar la carpeta y hacerle una cama a la camarera contribuye a que ésta se sienta respaldada y valorada. 

     Pero también es cierto en que existen ocasiones donde “los de la sonrisa COLGATE” (Recepción) por tal de agradar al cliente y tenerlo satisfecho, aceptan sin reparar en las consecuencias los cambios de gustos del cliente.

     Por ejemplo: 

     “Quiero habitación Twin (camas separadas)…. no la quiero doble……no espera,..   mejor twin ¿no?….. ay! no sé , … ¿que tal doble con cama extra?….. “

     Todos estos cambios repercuten en que la camarera tenga que cambiar la cama 3 o 4 veces.  En éstos casos hay tres formas de actuar: 

  1.      Esperar a que el cliente se decida definitivamente y no montar la cama hasta entonces
  2. Una vez cambiada la cama un par de veces, preguntar a recepción ¿qué está pasando? y negarse a hacer más cambios, aunque claro ahí recepción obtaría por la opción de cambio de habitación. 
  3. Ayudar a la camarera de piso y acompañarla en todos los cambios de cama que se realicen en la habitación. 

    Esta situación que para algunos profesionales puede resultar normal, no lo es en absoluto, ya que provoca estrés en la camarera, perdida de tiempo y sobrecarga de trabajo que puede derivar en una lesión.  

    En la mayoría de los hoteles en los que he estado, siempre se hace lo que el cliente pide por esa muletilla sin sentido que es “el cliente siempre tiene la razón” (hay ocasiones en que no la tiene en absoluto), por eso la forma más correcta de actuar es parar a recepción y hacer una queja formal ya que ésta situación viene derivada de un problema de asignación de habitaciones que es recepción quien se encarga de esa parte. 

Espero que os guste el post de hoy

Nos seguimos leyendo gobers, hasta pronto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: